Inauguración de la exposición “Escritores aragoneses” de José Luis Cano

El pasado miércoles se presentaba en la DPZ, de forma oficial, el proyecto “Itinerarios”, articulado entre la Fundación El Frago, Ana Aragüés, Memoria y Futuro, la Asociación Banzo Azcón de Luna y el Ayuntamiento de Biel. Se trata de una serie de actividades culturales que tienen como elemento común y central tres exposiciones simultáneas del artista aragonés José Luis Cano.exposiciones

 

La primera de estas exposiciones fue inaugurada el pasado sábado 1 de julio en el Molino de Luna bajo el título de “Monlora” con gran éxito y este sábado llega el momento de inaugurar la segunda exposición de Cano en El Frago. En este caso lleva el título “Escritores aragoneses” y está formada por obras de la Colección Larumbe que Cano realizó por encargo de la Universidad de Zaragoza. La inauguración será el sábado 15 de julio a las 12:30h en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de El Frago, con la presencia de Ana Aragüés, presidenta de la Fundación; Javier Romeo, alcalde de El Frago; y el artista José Luis Cano, que explicará su obra en directo.

Al día siguiente, el domingo 16 de julio, también a las 12:30h se inaugurará la tercera y última exposición de Cano en el Castillo de Biel, bajo el título “Retrospectiva con figuras”. Una vez inauguradas las exposiciones, el objetivo de “Itinerarios” es que estos tres municipios, relacionados entre sí tanto por su historia en común como por formar parte de una unidad geográfica en el Valle Alto del río Arba de las Cinco Villas, sean conocidos y visitados conjuntamente, incorporando la creación contemporánea a esta idea de unidad.

A José Luis Cano mucha gente lo conoce por la “Tira” del Heraldo, pero además es un gran pintor y dibujante, un excelente caricaturista y un buen ilustrador y escritor; tiene una visión del mundo que le rodea muy peculiar y goza de un sentido del humor extraordinario. “Se trata de que mi trabajo sirva para crear un proyecto conjunto de las tres localidades, que tenga continuidad en años sucesivos con las exposiciones de otros artistas, y de que quienes visiten la zona tengan un aliciente más, un aliciente puntual, podríamos decir, para desplazarse y visitar las tres localidades”, explica el artista aragonés.

Para ello, además de la apertura simultánea de las tres exposiciones en horarios muy similares, se ha articulado todo un entramado de citas culturales que mantengan la actividad durante todo el verano. El calendario de actividades culturales consta de las siguientes propuestas:

cartelico bueno

Anuncios

Tres excursiones en una: Planetario, Aguarales y Monlora

Hay jornadas verdaderamente enriquecedoras, y una de ellas fue sin duda la del pasado sábado 31 de agosto. Los fragolinos nos levantamos por la mañana con las ganas de vivir un día lleno de aprendizajes, y no fue para menos.

A las 9:30, Bernardo nos esperaba con el autobús para emprender un viaje corto pero intenso. Con las legañas todavía en los ojos, pero con la excitación de una excursión muy completa, los fragolinos nos acomodamos y sin darnos cuenta, aparecimos en Huesca bien temprano. Tras desayunar, pasear, conocer un poco más Huesca o jugar y explorar en el parque, nos esperaban en el Planetario.

El Espacio 0.42 de Huesca es un Centro Astrológico lleno de sorpresas. Con la ayuda de los profesionales del Planetario pudimos aprender mucho más de la Tierra, el espacio y los planetas, observamos el sol a través de unos magníficos telescopios y hasta viajamos al año 2036 para visitar Marte en una nave espacial muy movida.

DSC_0580 DSC_0585Explorar el espacio y sus alrededores da hambre, así que la siguiente parada fue el Restaurante Kilómetro 3. Allí pudimos llenar nuestros estómagos con unos ricos platos de paella y pollo, o de macarrones y lomo.

Tras el postre y el café pero acompañando a las copas, no podían faltar unas joticas de Aragón. Inés, Jandro, Félix y todo el que se animó a acompañarles entonaron canciones tan populares como “El Ebro guarda silencio”, “Los labradores” o “La palomica”.

DSC_0589DSC_0593Y no llovió, no, al revés: hizo un día espléndido, como pudimos comprobar en nuestra siguiente parada. Con el calor de la última tarde de agosto, el autobús se llenó de nuevo, pero esta vez la excitación se transformó en descanso, porque muchos aprovecharon para echarse una siesta.

Un poco antes de las seis de la tarde llegamos a los Aguarales de Valpalmas, unas formaciones rocosas o arenosas, fruto del efecto de las aguas subterráneas, tan espectaculares que solo las fotos pueden describirlos:

DSC_0594DSC_0597De nuevo en el autobús, pusimos rumbo a nuestro último destino de la jornada: el Monasterio de Monlora. Algunos ya lo habían visitado varias veces, pero otros no, a pesar de lo cerca que está de El Frago. Pero tanto para unos como para otros fue una visita encantadora gracias a las explicaciones de la guía.

DSC_0598 DSC_0599 Leyendas, milagros, curiosidades y mucho arte. Con estos regalos terminaba una jornada muy intensa, y nos los llevábamos de nuevo a El Frago, a descansar y a asimilar todo lo que habíamos aprendido en tan poco tiempo pero que no será fácil de olvidar. A todo esto hay que añadir la suerte de pasar ratos agradables con otros fragolinos, que siempre hacen que cualquier día sea perfecto.